Historia

Imagen historia

Según lo que reflejan los libros de historia de Segovia, Abades como asentamiento aparece en 1108, a partir de 1536 tiene parroquia propia. Sus gentes participaban activamente en las celebraciones de las fiestas de Segovia, los danzantes de Abades; el grupo de paloteos de la época (1594/1636) bailaba en los meses de mayo y junio en las celebraciones eclesiásticas del Corpus.

En esta localidad fueron menores que en otros puntos los estragos causados por las epidemias de los años 1804, 1805 y 1834, efecto indudable de su situación. En 1845 formaban una plaza triangular y algunas calles empedradas, 208 casas de un solo piso, de construcción regular y con algunas comodidades.3

Abades es sin duda de carácter medieval y perteneció desde la misma repoblación a la jurisdicción y Comunidad de Villa y Tierra de Segovia, dentro del Sexmo de San Millán. La primera mención documental data de año 1116, y se trata de la carta por la cual el Concejo de Segovia concede privilegio a la iglesia de Santa María y a su Obispo Pedro, para que tenga tal fuero, honor y dignidad cual menciona expresamente "del aldea de Abbatibus".

Históricamente en Abades apenas ha ocurrido hecho relevante. Si merece recordarse la figura de un hijo del pueblo: el labrador apodado Mariscuela, famoso guerrillero durante la invasión francesa, que trajo en jaque a las tropas de ocupación y que protagonizó una sonada fuga de su prisión en el Alcázar segoviano.